Sistemas de audio en las obras de teatro modernas

Sistemas de audio en las obras de teatro modernas

Tenía varios años sin asistir a presenciar una puesta en escena, hasta que una amiga me invitó a ver una de sus obras cortas de teatro preferidas.

Al principio le comenté que no me entusiasmaba mucho esa idea, debido a que el recinto en donde se llevaría a cabo la representación teatral me parecía algo viejo y descuidado. A lo que ella me respondió que acababan de remodelar el edificio.

Llegamos y en efecto vi que el lugar era completamente distinto a como yo lo recordaba. Dejamos el auto en el estacionamiento y al entrar observé como las butacas, la alfombra, la iluminación, el escenario y todo lo demás era nuevo.

Como arribamos más de media hora antes de que comenzara el espectáculo, me puse a recorrer el lugar pues la acústica me parecía maravillosa. Alce la vista y pude notar que el ingeniero de sonido estaba a punto de llevar a cabo algunas pruebas.

Fui hasta allá y le pregunté que si podía pasar a ver cómo hacía su trabajo. Él accedió de muy buena gana y sin que yo se lo pidiera me empezó a explicar las funciones básicas de la consola de sonido.

Me llamó la atención que el hombre no tenía que estar frente a la consola, pues podía controlar la mayoría de las funciones a través de un pequeño ordenador portátil, el cual se encontraba en un pequeño escritorio.

Me explicó que en este caso como se trataba de una obra de teatro que tenía varios números musicales, se debían calibrar los niveles de sonido de los micrófonos de cada uno de los cantantes, así como el volumen de las pistas musicales, de manera que un audio no saturará al otro.

Al poco tiempo de estarlo observando, vi como uno de los operarios del teatro llegó al escenario y empezó a probar cada uno de los micrófonos.

No puedo evitar sentirme cada día más sorprendido por lo maravilloso que es el teatro. Un conjunto de elementos que se unen para formar algo mágico.